TRATAMIENTO

Se trata de un abordaje terapéutico integral, natural, no farmacológico, que mediante la implementación de estrategias de estimulación neurocognitiva busca potenciar los mecanismos curativos del propio cerebro para restaurar y compensar aquellas funciones cognitivas afectadas por la patología, como la atención y la memoria.

El método CIEN se personaliza en función de las conclusiones del estudio neurocognitivo y se vehiculiza a través de instrumentos computarizados especialmente diseñados para los déficits específicos, y un programa complementario de psicoeducación para el paciente, padres o cuidadores.

Los resultados suelen ser altamente satisfactorios y en muchos casos la recuperación es total

 
¿Cuando es necesario o conveniente?
 

El método CIEN está especialmente indicado en niños y adolescentes con problemas de aprendizaje o diagnóstico de trastorno por déficit atencional (ADD y ADHD), en injurias cerebrales por traumatismo craneoencefálico, y en todas las formas de patología que afectan al cerebro en general.

En el caso de personas adultas, el método CIEN constituye una inversión a corto y largo plazo, ya que el incremento de la reserva cognitiva resultante de la estimulación de los mecanismos de neuroplasticidad cerebral retrasa la manifestación sintomática asociada a la pérdida neuronal como consecuencia del paso del tiempo.

En el caso de la aparición de un deterioro cognitivo leve, o una demencia como la Enfermedad de Alzheimer, el programa propicia la no manifestación de síntomas en las primeras fases, y es fundamental para que el declive intelectual sea mucho más lento a medida que progresa el cuadro, promoviendo la independencia funcional del paciente en su vida cotidiana y una mejor calidad de vida.

 
¿Por qué es un programa natural ?

• Porque refuerza los mecanismos naturales de neuroplasticidad cerebral.

• Porque favorece una mayor reserva cognitiva, concepto clave en todas las patologías que afectan al cerebro.

• Porque propicia los factores neurotróficos que protegen a las células nerviosas del cerebro y sus conexiones.

• Porque contribuye a reducir el estrés oxidativo.

• Porque reduce los factores de riesgo que contribuyen a desencadenar y agravar el problema.

• Porque de manera complementaria, trabaja además con estrategias compensatorias y psicoeducativas.